La ola que viene

Suleyman, M. y -con- Bhaskar, M. (2023). La ola que viene. Tecnología, poder y el mayor dilema del siglo XXI. Barcelona: Debate.

El Homo tecnologicus está con nosotros. Somos nosotros (no existe el ser humano no tecnológico). Nos enfrentamos en estos momentos a una ola (¿tsunami?) tecnológica gigante (de inteligencia -artificial- y vida -sintética-, con previsibles grandes beneficios y también peligros, sin precedentes en ambos casos -el éxito del plegamiento de proteínas…-), que transformará la civilización humana y alterará el curso de la historia para siempre (IA dixit).

Si esto es lo que dice la propia Inteligencia Artificial, ¿qué podemos hacer al respecto? Es bastante probable que nuestra vida particular y la de nuestra especie nos pueda ir en ello: nuestra supervivencia. Por eso hablamos del gran metaproblema del siglo XXI -el Homo tecnologicus podría verse amenazado por su propia creación; hay que tener en cuenta que la tecnología es una orquesta sin director-.

¿Quién está capacitado para sabiamente aconsejarnos? Es difícil equivocarse: en esta obra puede estar, en buena medida, alguna de las vías de solución -plan de contención y control para escapar del dilema utópico/distópico– que tanto necesitamos: una respuesta proactiva, superando la aversión al pesimismo (tecnoélite contraria al pesimismo). Procedamos en consecuencia: sinteticemos de la mejor manera posible lo que se nos expone, con sólidos argumentos y pruebas. Después, pasemos a la acción correspondiente.

Continue reading

Hombres fósiles

Pattison, K. (2020/24). Hombres fósiles. La búsqueda del esqueleto más antiguo y los orígenes de la humanidad. Móstoles (Madrid): Capitán Swing.

Que un periodista estadounidense dedique ocho años de su vida profesional a proporcionarnos una fundamentada historia sobre Ardi (Ardipithecus ramidus, 4,4 millones de años de antigüedad, uno de los descubrimientos más importante de nuestra era, que ha aportado luz al periodo oscuro anterior a Lucy) es de agradecer, pues debido a ella -a este relato- vemos cómo la ciencia va haciendo camino al andar, siendo conscientes de que a veces los logros científicos no siempre son valorados por sus coetáneos, sobre todo cuando suponen una alteración del statu quo. Ello es debido a que unos marcos conceptuales -los antiguos- han de ser sustituidos por otros -los nuevos- que responden mejor al conocimiento riguroso de la realidad.

Además, no debiéramos olvidar que la ciencia está llevada a cabo necesariamente por seres humanos, por lo que conviene tener en cuenta también los sesgos, el arribismo, los resentimientos o las luchas entre personas o grupos académicos rivales (maniobras políticas dignas de Maquiavelo). Esta es la parte más oscura de la ciencia, pero merece la pena que sea desvelada para evitar males mayores. Aquí se nos da cumplida cuenta de ambos lados de la moneda del proceso investigador –a escala internacional-: la cara (pruebas, falsación, autocrítica…) y la cruz (intrigas, autoestimas desorbitadas, frecuentes zancadillas y enemistades entre colegas…).

Continue reading

El estrés escolar

Ya solo nombrarlo nos invita a saber más sobre su incidencia en las aulas y, sobre todo, a conocer específicamente cómo afrontarlo -padres, profesores, estudiantado e instituciones académicas-, con datos cuantitativos y cualitativos, de forma que las intervenciones -a ser posible conjuntas: enfoque comunitario- sean eficientes.

Creo no equivocarme si indico que esto es lo que precisamente se ha propuesto un equipo científico, coordinado desde la Universidad de Sevilla, cuyo proyecto (EASE:  EL ESTRÉS ESCOLAR EN EL ALUMNADO DE SECUNDARIA EN ESPAÑA) ha sido financiado por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades/Agencia Estatal de Investigación.

Ya podemos contar, afortunadamente, con sus esperados frutos -el informe final-, que está a disposición de las personas interesadas, de forma gratuita, en la propia página web del equipo.

Continue reading

Lo que le debemos al futuro

MacAskill, W. (2922/23). Lo que le debemos al futuro. Qué debemos hacer hoy para garantizar un mundo feliz a nuestros nietos. Barcelona: Deusto.

Autor bien conocido y tema apasionante. Comienzo impecable: las generaciones futuras importan. ¿Qué mundo les vamos a dejar? Este es el asunto: un enfoque de largoplacismo que tiene muy en cuenta nuestra situación actual, nuestros grandes retos. Siempre pensando, por tanto, en la incidencia probable de los mismos en el futuro de nuestra especie y del planeta y, además, actuando en consecuencia: pensamiento consecuencial (encauzar el futuro en una mejor dirección).

A título de ejemplo ilustrativo: el desarrollo tecnológico (nuevas oportunidades y amenazas). Nuestras actuales decisiones -en una u otra dirección- condicionarán sin duda las vidas futuras de nuestros descendientes y sus contextos existenciales. Por eso, podemos afirmar con cierto fundamento que el futuro está en nuestras manos -enorme responsabilidad entonces-. Las personas del futuro dependen de nosotros -¿beneficiará esto a la séptima generación?-, siendo así que en estos momentos están marginadas (no votan, no hacen negocios, no pueden hacernos llegar su voz…). ¿Cabría imaginar para estas personas del futuro una eutopía -un buen lugar– o, por el contrario, una antieutopía?

Continue reading

Los buenos -excelentes- libros

Hace poco realizamos la recensión del volumen Más libros y menos pantallas, cuya tesis ya es clara desde el propio título. Allí pusimos de manifiesto nuestro enfoque de una cuádruple tipología: buenos libros y buenas pantallas (espiral virtuosa), buenos libros y malas pantallas, buenas pantallas y malos libros y, en cuarto lugar -cuarto cuadrante-, malos libros y malas pantallas. Sin duda, contamos pues con mucho espacio para la mejora de nuestras vidas, gracias a los buenos libros y a las buenas pantallas. Son ciertamente un buen antídoto para algunos de los principales males de nuestro tiempo: muertes por desesperación, polarización, estulticia, ansiedad, depresión…

Recientemente, ha visto la luz una obra (El canon oculto. Una nueva biblioteca de Alejandría para la ciencia, de Sánchez Ron, en Crítica), que complementa adecuadamente nuestra actual visión (siglo XXI) -la más reciente: segunda y tercera década de esta centuria- sobre la relevancia de la sabiduría, materializada ya en más de 165 volúmeneshttps://acipe.es/category/analisis-libros-.

Lo que se nos proporciona ahora -en El canon oculto– es una perspectiva específicamente histórica: la de los mejores trabajos científicos desde el inicio de la escritura -textos/volúmenes/tratados- hasta nuestros días, comenzando con la Colección Hipocrática -siglo V/IV antes de Cristo- hasta finalizar con La geometría fractal de la naturaleza de Mandelbrot -finales del siglo XX-.

Continue reading

La revolución multigeneracional

Guillén, M. (2023/24). La revolución multigeneracional. Cómo la demografía y la tecnología transformarán el aprendizaje, el trabajo y el consumo, a cualquier edad. Barcelona: Deusto.

¿Has oído hablar de los perennials, frente a las personas boomers, la generación X, millennials, generación Z? Si tu respuesta sincera es que no, entonces tal vez te convenga echar un vistazo a esta obra del sociólogo -autor- que ya cuenta con reconocimiento internacional. Empecemos, pues.

Las personas perennials (mentalidad perennials) no se caracterizan por la década de nacimiento, sino por la forma de vivir, aprender -formarse a lo largo de la vida- trabajar, consumir e interactuar con los demás (revolución posgeneracional). Así, si las personas de más edad pueden perder velocidad en la solución de determinados problemas, pueden ser mejores -superiores a los demás- en la aportación de experiencias vividas. Ya contamos con empresas -BMW, por ejemplo- que han empezado a integrar generaciones distintas en el mismo lugar de trabajo con un resultado muy positivo -más y mejor productividad-, rompiendo así el mundo compartimentado en una serie de etapas vitales manifiestamente diferenciadas (modelo secuencial de la vida, omnipresente en nuestro mundo actual y con elevados costes para individuos y familias).  Es posible sintetizarlo -y cosificarlo- en cuatro etapas separadas y secuenciales: juego, estudio, trabajo y jubilación. Estamos asistiendo quizá al comienzo de su desmoronamiento, a la abolición de este modelo secuencial.

Continue reading