Miradas sobre la desigualdad

Milanovic, B. (2024). Miradas sobre la desigualdad. De la Revolución francesa al final de la Guerra Fría. Barcelona: Taurus.

Portada del libro

Autor bien conocido a escala internacional -ya recensionada otra de sus obras- y asunto vertebrador de la historia humana, de plena actualidad, con manifiestas implicaciones para nuestro futuro y el de nuestras sociedades. Dicho así, parece difícil poderse resistir a la lectura de este libro.

Se nos va a hablar de las desigualdades económicas -toda persona debiera estar interesada en esta materia por la cuenta que nos trae a cada cual-, tal como han sido entendidas por los grandes economistas internacionales, sintetizadas con maestría por el autor: 1) Quesnay: reino agrícola rico y más bien estático; 2) Smith: generación de la máxima riqueza posible para la población, según su teoría del desarrollo por fases, con pretendida validez universal (una sociedad avanzada no puede ser aquella en la que los trabajadores estén mal pagados: adquisibilidad); c) Ricardo: gran maestro de la teoría del comercio internacional, que se preocupó por la delimitación de las tres clases sociales y sus conflictos –terratenientes, capitalistas y trabajadores. De hecho, la distribución correcta de la renta entre las clases se constituye en requisito previo para el crecimiento económico; d) Marx: un cosmopolita dentro de un contexto de contradicciones nacionales, lingüísticas, religiosas y políticas. Una de sus aportaciones en este contexto: igualdad de leyes de producción y distribución, aunque expresadas de forma diferente –unidad de producción y distribución, abolición de las clases, explotación, ¿muerte del capitalismo? …-; e) Pareto: de las clases a las personas -características fisiológicas y psicológicas- (desigualdad interpersonal en sí, ofelimidad), ley de Pareto (marco de la naturaleza humana: distribución de la renta invariable); f) Kuznets: las desigualdades de renta en función de los cambios estructurales de las economías (curva de Kuznets: primero, aumento de la desigualdad, para, después, su descenso), con una visión relativamente optimista, condicionada por el contexto estadounidense de ese momento, sobre el futuro de la distribución de la renta –nivelación-.

Continue reading

Poder y progreso

Acemoglu, D. y Johnson, S. (2023). Poder y progreso. Nuestra lucha milenaria por la tecnología y la prosperidad. Barcelona: Deusto

Ya desde el prólogo los autores, bien conocidos a escala internacional, dejan constancia de lo que será su tesis principal: es preciso alejar el progreso tecnológico -hoy bien patente- del control de una élite sumamente reducida, oligárquica, carismática y rarita (mientras los nuevos avances tecnológicos se acumulan, la desigualdad está desbocada y muchas personas asalariadas han sido abandonadas a su suerte). Es preciso luchar contra la visión arrogante de las élites. En modo alguno es bueno delegar en los tecnócratas (sociedad dual). Hemos de estar pendientes de los frecuentes intentos de desmantelar la prosperidad compartida. Es preciso distribuir el poder en la sociedad y reorientar el cambio tecnológico.

¿Será fácil lograr ese alejamiento en favor de justamente una prosperidad común? En modo alguno. Entonces, ¿es imposible? Si se intenta debidamente, es viable. Veamos cómo, dado que nuestro mundo actual puede cambiar considerablemente.  Se puede descentrar la innovación de la automatización de la utopía digital y de la vigilancia. ¿No te parece?

Continue reading

Inauguramos 8 salas más de nuestro Museo

Un amanecer estilo japones

De nuevo, la inteligencia humana y la artificial al servicio de la ciudadanía, como corresponde a una Asociación científica sin ánimo de lucro. Celebramos la inauguración de 8 salas más: de la 25 a la 28, centradas en un mejor conocimiento -científico- de nosotros mismos y de la 29 a la 32 en el conocimiento científico esencial.

La ciencia, por definición, ha de tener un carácter universal. Las aportaciones de los científicos/as han de gozar de esta misma característica. Nuestro mundo nos permite algo que antes era impensable: el acceso directo -gratuito- desde cualquier rincón de nuestro planeta. Prueba y verás: https://museo.acipe.es/

Continue reading

La generación ansiosa

Haidt, J. (2024). La generación ansiosa. Por qué las redes sociales están causando una epidemia de enfermedades mentales entre nuestros jóvenes. Barcelona: Deusto.

Portada del libro

El autor no necesita presentación, a escala internacional. Nosotros ya hemos recensionado una obra compartida. El asunto tratado aquí es de manifiesta actualidad: salud mental y redes sociales. Además, tras la pertinente constatacióndiagnóstico– (desde 2010 ha aumentado considerablemente en los jóvenes la depresión, la ansiedad, los suicidios, las autolesiones…), se nos ofrece un conjunto de remedios (reformas) muy concreto: más control del uso de teléfonos inteligentes, menos redes sociales y más juego libre y responsabilidad. Detengámonos, como corresponde al buen científico, tanto en la solidez de lo afirmado como en la viabilidad de las soluciones propuestas.

El periodo analizado abarca desde aproximadamente 1980 hasta nuestros días, con especial hincapié en la segunda década del presente siglo (XXI) y muy concretamente en la Gran Reconfiguración (2010-15). En cuanto a las generaciones, el objetivo diana es básicamente la generación Z. La idea central que se tratará de defender sólidamente -con base científica- es que la sobreprotección en el mundo real –doble hélice de ansiedad y duda– y la infraprotección en el virtual son las principales causantes, en la generación Z, de sus ansiedades –generación ansiosa-.

Continue reading

La ola que viene

Suleyman, M. y -con- Bhaskar, M. (2023). La ola que viene. Tecnología, poder y el mayor dilema del siglo XXI. Barcelona: Debate.

El Homo tecnologicus está con nosotros. Somos nosotros (no existe el ser humano no tecnológico). Nos enfrentamos en estos momentos a una ola (¿tsunami?) tecnológica gigante (de inteligencia -artificial- y vida -sintética-, con previsibles grandes beneficios y también peligros, sin precedentes en ambos casos -el éxito del plegamiento de proteínas…-), que transformará la civilización humana y alterará el curso de la historia para siempre (IA dixit).

Si esto es lo que dice la propia Inteligencia Artificial, ¿qué podemos hacer al respecto? Es bastante probable que nuestra vida particular y la de nuestra especie nos pueda ir en ello: nuestra supervivencia. Por eso hablamos del gran metaproblema del siglo XXI -el Homo tecnologicus podría verse amenazado por su propia creación; hay que tener en cuenta que la tecnología es una orquesta sin director-.

¿Quién está capacitado para sabiamente aconsejarnos? Es difícil equivocarse: en esta obra puede estar, en buena medida, alguna de las vías de solución -plan de contención y control para escapar del dilema utópico/distópico– que tanto necesitamos: una respuesta proactiva, superando la aversión al pesimismo (tecnoélite contraria al pesimismo). Procedamos en consecuencia: sinteticemos de la mejor manera posible lo que se nos expone, con sólidos argumentos y pruebas. Después, pasemos a la acción correspondiente.

Continue reading

Hombres fósiles

Pattison, K. (2020/24). Hombres fósiles. La búsqueda del esqueleto más antiguo y los orígenes de la humanidad. Móstoles (Madrid): Capitán Swing.

Que un periodista estadounidense dedique ocho años de su vida profesional a proporcionarnos una fundamentada historia sobre Ardi (Ardipithecus ramidus, 4,4 millones de años de antigüedad, uno de los descubrimientos más importante de nuestra era, que ha aportado luz al periodo oscuro anterior a Lucy) es de agradecer, pues debido a ella -a este relato- vemos cómo la ciencia va haciendo camino al andar, siendo conscientes de que a veces los logros científicos no siempre son valorados por sus coetáneos, sobre todo cuando suponen una alteración del statu quo. Ello es debido a que unos marcos conceptuales -los antiguos- han de ser sustituidos por otros -los nuevos- que responden mejor al conocimiento riguroso de la realidad.

Además, no debiéramos olvidar que la ciencia está llevada a cabo necesariamente por seres humanos, por lo que conviene tener en cuenta también los sesgos, el arribismo, los resentimientos o las luchas entre personas o grupos académicos rivales (maniobras políticas dignas de Maquiavelo). Esta es la parte más oscura de la ciencia, pero merece la pena que sea desvelada para evitar males mayores. Aquí se nos da cumplida cuenta de ambos lados de la moneda del proceso investigador –a escala internacional-: la cara (pruebas, falsación, autocrítica…) y la cruz (intrigas, autoestimas desorbitadas, frecuentes zancadillas y enemistades entre colegas…).

Continue reading