Ponga en el 2022 algo de sabiduría de los Premios Nobel en sus vidas: notará de inmediato sus beneficiosos cambios.

ACIPE celebra poder contar en estos momentos con 101 recensiones de muy buenos libros de divulgación científica, a escala mundial.

Como cabía imaginar la número 101 tenía que estar dedicada a algún Premio Nobel (y sus colaboradores). Además este mundialmente conocido investigador no podía ser otro que el psicólogo Kahneman, más cuando su principal obra (Pensar rápido, pensar despacio) vio la luz en unas circunstancias en las que todavía ACIPE no contaba con su sección de RESEÑAS. Merece, en todo caso, mucho la pena leerla, si todavía no se ha hecho. Sería difícil encontrar a alguien que se arrepintiera, si tiene un mínimo de interés por la ciencia. Muy bien escrita y muy seriamente fundamentada.

Nos complace aquí y ahora poder saldar esta deuda pendiente, aunque no vamos a hablar aquí de este reciente y compartido libro, dado que lo acabamos de hacer en la pertinente reseña (la 101), a la que lógicamente remitimos.

Portada del libro RUIDO

Lo que procede en estos momentos es reflexionar sobre algunos aspectos sustanciales que pueden constituirse en notas estructurales de ese centenar de libros –más uno- ya analizados:

  • La intencionada predilección hacia obras de gran impacto internacional para nuestra especie y la de nuestro planeta– y muy especialmente las provenientes del amplio campo de la nueva economía. Aquí hemos de indicar que nobleza obliga: desde la economía se mostró generosidad con la psicología (muy específicamente con Kahneman), pero no exclusivamente con él, según deja patente otro Premio Nobel (Thaler, en 2017) que titula una de sus obras: Todo lo que he aprendido con la psicología económica. Magnífica ocasión para una provechosa lectura. No es de extrañar que vaya en estos momentos por su 7ª edición. Aunque sí hicimos un análisis de otra en su día –Un pequeño empujón-, que igualmente sería aconsejable leer o releer.
  • También hemos querido romper, al menos en parte, la brecha de género. Así podemos afirmar, con rigor, que sin las lecturas de las obras de estas autoras (plural) no es fácil entender ni el presente ni el inmediato futuro en asuntos muy relevantes para nosotros, los humanos. Alguna de ellas, con su correspondiente Premio Nobel Doudna-. Esto es válido –su importancia- tanto para científicos de unos y otros campos como para personas apasionadas por la cultura.

  • La equidad de género (mujer y varón: Premio Nobel de Economía, 2019)  ha puesto bien de manifiesto que en estos momentos, más allá de las distintas disciplinas (física, química, economía, psicología…) lo que realmente importa es distinguir entre las buenas aportaciones de cada una de ellas (obras más bien minoritarias) y sus no tan buenas aportaciones. Es la sabiduría derivada de los  testimonios patentes de Premios Nobel (Shiller y Deaton, además de Banerjee y Duflo), avalada a su vez –¡qué significativa ironía!- por uno de los autores más críticos, así reconocido mundialmente, incluso con las personas galardonas con estos mismos Premios (Taleb).

  • Un denominador común que hemos encontrado en todos estos Premios Nobel ya recensionados y en la mayoría, si no la totalidad, del resto de libros de buena divulgación científica, a escala internacional algunos Premios Pulitzer, Príncipe o Princesa de Asturias…-, es la impresionante trascendencia del marco conceptual del que se parte a la hora de distinguir la buena de la mala –no tan buena- ciencia. Ejemplos bien ilustrativos –incluido de nuevo algún Premio Nobel– los podemos encontrar en cualquiera de las obras de la mínima selección aquí realizada.
Portada del libro el mito del deficit Portada del libro claves de la innovación Portada del libro el triunfo de la injusticia Portada del libro el mundo como obra de arte
Portada del libro convergencias Portada del libro Quiénes somos y como hemos llegado hasta aquí Portada del libro Capitalismo Progresista

Después de estas 101 obras, ¿nos vamos a tomar algún tipo de descanso? En principio no. Es más, abrimos la puerta a que desde cualquier disciplina científica se nos proporcionen recensiones de la Buena Ciencia, que no es por desgracia demasiado abundante, en el decir –verificado- de parte de los autores/as seleccionados. La invitación queda hecha. Para comenzar, como cabría imaginar, la recensión 102 será, cómo no, de una obra de un Premio Nobel (al inicio de febrero de este Nuevo Año recién comenzado).

ACIPE ama la buena ciencia. De ahí su hincapié en la divulgación de la misma. Personas apasionadas por la ciencia, unámonos para beneficio de nosotros mismos, de la humanidad, de nuestro planeta y, en definitiva, de nuestro universo. Nos hará sin duda más sabios y tal vez, con cierta probabilidad, mejores. Que así sea.


Marcar el enlace permanente.

Un comentario

  1. Avatar
    Rosario Ortega-Ruiz

    Magnífica selección de trabajos ¡¡¡ aunque los premios y la calidad no siempre vayan de la mano, tu selección de obras me ha interesado mucho. Muchas gracias, Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *