Breves respuestas a las grandes preguntas

Hawking, S. (2018). Breves respuestas a las grandes preguntas (2dª ed.). Barcelona: Crítica.

Portada del libro
Portada del libro “Breves respuestas las grandes preguntas”

Si en la segunda década del siglo XXI afirmamos de algunos científicos que no necesitan presentación, cuando estamos realizando la recensión de alguna de sus obras, uno de ellos es sin duda alguna Hawking, gran físico teórico de nuestro tiempo, recientemente fallecido (marzo de 2018). En este libro, eminentemente divulgativo, que no llega a las 300 pequeñas páginas, su autor, ayudado en su finalización por colegas académicos y familiares, entre otros, trata de mostrarnos de una forma sencilla, y con el  sentido del humor que le era tan propio, lo que nos tiene que decir en estos momentos  la ciencia ante las grandes cuestiones vitales que los humanos, a lo largo y ancho de la historia, nos hemos ido planteando: origen, evolución y fin de nuestro universo y de nosotros mismos. De ahí que, como el propio autor nos recuerda, sean asuntos que interesan o debieran interesar a todo el mundo, pues nos afectan en lo más profundo y cotidiano de nuestras vidas.

Esta aportación resulta muy ilustrativa, tanto por los conocimientos que proporciona (mecánica cuántica, teoría de la relatividad, entropía, agujeros negros, singularidades, inteligencia artificial, Big Bang, Big Crunch, principio de incertidumbre, ondas gravitacionales, gravedad cuántica, a título de ejemplos prototípicos), cómo por el modo de describirlos y explicarlos. Lo hace poniéndose en todo momento en la perspectiva del lector, de cualquiera que realmente quiera saber con sinceridad qué puede esperar de la ciencia ante los grandes interrogantes de los humanos, por el hecho de serlo: ¿cuál fue el inicio del universo y cuál puede ser su fin?, ¿de dónde venimos los seres humanos y cuál puede ser nuestro destino final?, ¿podemos controlar la inteligencia artificial o puede su desarrollo suponer nuestro fin?, ¿sobreviviremos si nos quedamos en la tierra o hemos de colonizar el espacio?, ¿hay vida (inteligente) fuera de nuestro planeta?, ¿cuáles son las ventajas e inconvenientes de nuestro modo actual de vida?, ¿cómo podemos afrontar los grandes retos de nuestro presente e inmediato futuro: superpoblación, cambio climático, guerra nuclear, entre otros?

Tan vez la característica más distintiva de todo el libro es que su autor va mostrando cuál es el relato científico actual ante todos y cada uno de estos interrogantes, contraponiéndolo a otros posibles relatos, que van desde los planteamientos más clásicos de la propia ciencia hasta los de tipo social o religioso. Hawking entiende, como buen y gran científico que ha sido, que los relatos científicos más actuales son los más convincentes por ser los mejor fundamentados, siendo no obstante respetuoso con quien desea vivir su existencia desde otras cosmovisiones: la religiosa o la no científica. Aboga, en consecuencia, por estar científicamente alfabetizados. Esta fue su gran ilusión y pasión, sin dejar de lado sus buenas relaciones familiares y sociales, como pone de manifiesto su propia hija en el libro.

Pese a mostrarse orgulloso de los enormes avances científicos producidos en nuestros días (básicamente desde finales del XIX hasta ahora), que patentemente han modificado de forma radical nuestros conocimientos anteriores, pone de manifiesto que todavía nos queda un larguísimo camino por recorrer, gracias al cual es probable que algún día podamos responder satisfactoriamente a cómo apareció la vida en la tierra, qué es la conciencia, si estamos solos o acompañados en el inmenso universo, o si es posible el desarrollo controlado de la fusión nuclear en nuestro planeta, entre otros grandes asuntos. Para ello hemos de cuidar diligentemente a las nuevas generaciones con sistemas educativos que despierten y fomenten la curiosidad por desvelar científicamente los secretos que aún permanecen ocultos. En este sentido, su pronunciamiento es claro: el futuro del aprendizaje y la educación es Internet. Dentro de este medio digital todos pueden preguntar y responder, todos pueden interactuar. Se puede crear así un círculo virtuoso.

La lectura atenta de esta su última aportación es tal vez uno de los mejores medios de lograr una auténtica alfabetización científica. Espero que así sea. Él se sentiría orgulloso de haber contribuido a este inmenso logro para la humanidad.

Posverdad

McIntyre, L. (2018). Posverdad. Madrid: Cátedra.

Portada del libro Posverdad
Portada del libro Posverdad

¿Son incompatibles la ciencia y la posverdad? Esta es la cuestión a la que se tratará de dar respuesta documentada en esta pequeña obra (189 páginas), muy centrada en el contexto estadounidense, manifiestamente divulgativa y escrita por el filósofo y profesor de la Universidad de Harvard, McIntyre.

Hay un acontecimiento especialmente significativo: este vocablo –posverdad- se hizo de dominio público muy recientemente, como lo atestigua el hecho de que en el 2016 los diccionarios Oxford la declararan palabra del año. ¿Significa esto que con anterioridad no habíamos asistido a los fenómenos connotados y denotados por ella? En modo alguno. Continuar leyendo “Posverdad”

Vida 3.0

Tegmark, M. (2018). Vida 3.0. Que significa ser humano en la era de la inteligencia artificial. Barcelona: Taurus.

portada del libro
Portada del libro “Vida 3.0”

Tegmark no es sólo un profesor de física en el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts),  sino uno de los buenos divulgadores de la ciencia actual. El asunto tratado en este libro es de una importancia extraordinaria para los humanos y para todo el cosmos (él es cosmólogo): ¿qué implicaciones tiene para nosotros y para el universo el desarrollo de la inteligencia artificial (IA)? Asume que la conversación sobre el futuro de la vida con IA es la más importante de nuestro tiempo.

            Si en el titulo aparece la vida 3.0, parece pertinente que tengamos claro qué se entiende por tal y por los dos tipos de vida que le han precedido: vida 1.0 (tanto el software como el hardware son productos de la evolución: fase biológica); vida 2.0 (puede diseñar su software mediante el aprendizaje: fase cultural).  En la siguiente fase, la tecnológica (en la que nos hallamos, ciertamente en sus inicios), también la vida puede diseñar su propio hardware, es decir, definir su propio destino, gracias al desarrollo de la inteligencia artificial. Continuar leyendo “Vida 3.0”

El orden del tiempo

Rovelli, C. (2018). El orden del tiempo. Barcelona: Anagrama.

Portada del libro
Portada del libro: “El orden del tiempo”

El autor, físico teórico, cuya actividad investigadora se enmarca dentro de la gravedad cuántica y más concretamente en la denominada gravedad cuántica de bucles o teoría de los bucles (uno de sus fundadores), nos ofrece una obra sumamente ilustrativa y apasionante sobre el tiempo,  tal cual ha ido concibiéndose en la física (desde la clásica a la moderna –cuántica y relatividad-) y cómo lo hemos ido viviendo los humanos a la largo de la historia hasta nuestros días (nuestro ser es ser en el tiempo; nos atañe, pues, más que al propio cosmos). La naturaleza del tiempo ha sido justamente el centro de atención e investigación a lo largo de su vida investigadora. El libro está escrito en un lenguaje muy sencillo, pues es también un buen escritor y divulgador.

            El primer paso es deshacer prejuicios: el tiempo no es un concepto unívoco. No hay un tiempo único, sino muchos. En cada lugar, el tiempo muestra ritmos diferentes (abajo hay menos tiempo que arriba: si las cosas caen es debido a la ralentización del tiempo). El tiempo también transcurre de forma diferente según la velocidad. Además, ninguna ley fundamental de la física cuenta con la flecha del tiempo (la diferencia entre pasado y futuro se desvanece; en la descripción microscópica no se diferencia el pasado del futuro). Sólo hace acto de presencia cuando hay calor. Pero, para colmo de la contraintuición, la afirmación literal del autor de que “hace más de 100 años que sabemos que el presente del universo no existe”. La noción de presente no funciona. En el universo no hay nada que podamos denominar razonablemente presente. El tiempo no es independiente del resto del mundo.

            ¿Qué se nos ha ido diciendo sobre el tiempo, por parte de los ilustrados y los científicos? Para Aristóteles es la medida del cambio; para Newton, por el contrario, hay un tiempo absoluto: existe incluso aunque nada cambie; para Einstein, el espacio-tiempo (curvo) es el campo gravitatorio. Hoy sabemos que éste debe tener propiedades cuánticas (mundo sin tiempo). El mundo es una inmensa y desordenada red de eventos cuánticos. Éstos interactúan incesantemente unos con otros. Es el acontecer del mundo. A esta escala (escala de Planck) sólo existe la interacción de cuantos que aparecen y desaparecen. Es el mundo sin tiempo de la física elemental.

            Luego, el tiempo surge de un mundo sin tiempo. ¿Cómo? Desde un estado macroscópico (como el nuestro) se elige una variable que posee algunas de las características del tiempo. El tiempo es fruto de un desenfoque  (tiempo térmico, entrópico  y cuántico) que se sustenta tanto en la infinidad de moléculas de los sistemas físicos como en la indeterminación cuántica. El desenfoque ignora los detalles microscópicos (el tiempo es ignorancia). La flecha del tiempo se debería más a nosotros (desenfoque) que al universo en sí, a la perspectiva concreta del rincón del mundo en el que vivimos (aquí el flujo no sería simétrico;  la entropía aumentaría; así percibimos el fluir del tiempo). Interactuamos con una minúscula porción del cosmos, vemos una imagen desenfocada de él. Así surge el tiempo del mundo sin tiempo. El tiempo estaría íntegramente en el presente (concepto local, no global), en nuestra mente, como memoria y anticipación.

            Para acabar, la honradez intelectual del buen investigador. Lo que está bien fundamentado es que la estructura temporal del mundo es distinta de la imagen ingenua que tenemos de ella (prejuicios). Ahora bien, cuando se ha defendido que el origen del tiempo reside en la no conmutatividad cuántica (posición y velocidad no son conmutables), en el tiempo térmico y en la posibilidad de que el incremento de la entropía que observamos dependa de nuestra interacción con el universo (desenfoque), estamos ante ideas que fascinan al autor que ha dedicado su vida al estudio del tiempo, pero que reconoce humildemente que no están en absoluto confirmadas.

            De todo buen científico podemos aprender no sólo lo que nos enseña (contenidos, información), sino cómo en su decir nos está descubriendo qué es la ciencia y cómo trabaja la ciencia, que en general no se corresponde con la idea común que tenemos de ella. Creo que la lectura de este trabajo, en  parte poético, nos hará más conscientes del mundo que nos ha tocado vivir y de nosotros mismos, pues como el propio Rovelli nos dice: el tiempo es la forma en que nosotros… interactuamos con el mundo; es la fuente de nuestra identidad.

La búsqueda del algoritmo

Finn, E. (2018). La búsqueda del algoritmo. Imaginación en la era de la informática. Barcelona: Alpha Decay.

Portada del libro
Portada del libro ” La búsqueda del algoritmo”

Este profesor universitario y director fundador del Center for Science and the Imagination tratará de desvelarnos en esta obra cómo poder llevar a cabo una lectura algorítmica del mundo (complejidad inherente a la computación –cultura computacional- y ambigüedad en su implementación para los humanos; imaginación algorítmica), gracias a la cual (alfabetización) entendamos plenamente el significado del algoritmo y sus implicaciones en la cultura digital, a fin de evitar la posible tiranía de los algoritmos (teocracia computacional) mediante  una orientación algorítmica adecuada, referida a los asuntos más diversos de nuestra vida cotidiana (el código puede ser mágico, puede cambiar el mundo y puede cambiar la mente más allá del mito del código omnisciente).

El análisis histórico del algoritmo es el análisis de una brecha existente entre los sistemas computacionales ideales y lo implementado, entre la computación y la realidad material, entre la búsqueda del conocimiento universal junto al perfecto autoconocimiento y una realidad que nos puede convertir en adoradores o mascotas de las máquinas culturales. La solución propuesta: la colaboración (si hemos de vivir con las máquinas más vale entenderlas que idolatrarlas – reemplazo de Dios por el Algoritmo; evangelio del Big Data-). Eso es lo que debiera hacer el algoritmo: negociar la brecha. Así el modelo algorítmico de Netflix lo que pretende justamente es cubrir la brecha entre computación y cultura, aunque la consecución no sea plena. Aquí cobra todo su sentido la ya denominada ética algorítmica: ¿todo vale ante la computabilidad efectiva, el Régimen de Computación? ¿Pensamiento humano y computacional son equivalentes? ¿Qué consecuencias laborales y económicas puede tener el arbitraje algorítmico? ¿Se pueden conciliar nuestras necesidades y los negocios, nuestra lógica y la de las máquinas? La máquina cultural debiera, pues, operar tanto dentro como más allá de la computabilidad efectiva. Continuar leyendo “La búsqueda del algoritmo”

21 lecciones para el siglo XXI

Harari, Y. N. (2018). 21 lecciones para el siglo XXI. Barcelona: Debate.

Poratada del libro
Portada del libro “21 lecciones para el siglo XXI”

Hicimos en su momento la recensión de Sapiens (análisis crítico y lúcido de nuestro pasado). También comentamos Homo Deus (sobre el posible futuro de la humanidad). Ahora nos detendremos en estas 21 lecciones, centradas en el presente, aunque con continuas referencias al pasado y al futuro, como no podía ser de otro modo. Es una trilogía digna de  recomendación, pues no en vano estamos ante uno de los mejores divulgadores internacionales contemporáneos.

Estas lecciones se enmarcan en 5 grandes bloques: el desafío tecnológico, el desafío político, desesperación y esperanza, verdad y resiliencia. El denominador común: el fruto maduro de una de las mentes más lúcidas de nuestro tiempo, de un académico bien documentado y de una persona valiente. Le gusta llamar a las cosas por su nombre, más allá de cualquier tipo de convencionalismo. Se atreve a prevenir contra el abuso del poderío de  los algoritmos, al mismo tiempo que no le importa aconsejar y practicar la meditación como técnica de acercamiento al conocimiento científico de la mente. Ante un mundo, como el nuestro, inundado por todo tipo de información irrelevante y por cierta estupidez (estulticia) humana, asume que la claridad es poder (sabiduría humana). Continuar leyendo “21 lecciones para el siglo XXI”

En defensa de la Ilustración

Pinker, S. (2018). En defensa de la Ilustración. Por la razón, la ciencia, el humanismo y el progreso. Barcelona: Paidós.

Portada del libro
Portada del libro “En defensa de la ilustración”

Pinker, profesor universitario y científico cognitivo (especialista en teoría computacional de la mente, entre otros temas), es uno de los psicólogos más citados internacionalmente, tanto dentro como fuera de los límites de la Psicología. Ha recibido numerosos premios y goza en la actualidad de un merecido reconocimiento internacional a su labor divulgadora. Sus obras (El instinto del lenguaje; Cómo funciona la mente; La tabla rasa; Los ángeles que llevamos dentro…) no suelen dejar indiferentes a sus lectores. Más bien, al contrario, suscitan encendidos debates entre todo tipo de especialistas: sociólogos, economistas, politólogos, estadistas, historiadores… y, por supuesto, entre los propios psicólogos. La presente obra no va a defraudar en este sentido.

Su objetivo queda claro desde el inicio mismo del libro: poner de manifiesto, gracias a un acopio inmenso de datos, citas y gráficos, seleccionados de distintas disciplinas, que la lúgubre evaluación de la situación actual del mundo es falsa, en contra de lo que nos quieren hacer creer influyentes personas (especialistas de distintos campos) que se muestran ecopesimistas, tecnoagoreras y, en general, pesimistas culturales, con sus ubicuos pensamientos apocalípticos (practicantes de la ciencia lúgubre u hostigadores de la ciencia desde la Segunda Cultura –Snow-). Continuar leyendo “En defensa de la Ilustración”

Más allá de ceros y unos. Robots, psicodelia y conciencia

Smart, A. (2018). Más allá de ceros y unos. Robots, psicodelia y conciencia. Madrid: Clave Intelectual.

Este libro, eminentemente divulgativo, nos ayuda a pensar sobre una serie de problemas presentes y futuros, a los que ya se ha hecho alusión en otras recensiones y que resultan muy significativos: la inteligencia y consciencia humanas y la inteligencia (inteligencia general artificial) o superinteligencia. El autor no trata tanto de dar respuestas contundentes a estos asuntos cuanto de formular preguntas o sugerencias que nos puedan ayudar a enfocar más adecuadamente los retos a los que nos estamos enfrentado en la actualidad: ¿cuáles son las semejanzas y diferencias entre los distintos tipos de inteligencias? ¿Podemos hablar de inteligencias sin consciencia? ¿Pueden tener los robots consciencia –clones mentales ciberconscientes, consciencia artificial-? No habría que olvidar que para algunos científicos la solución al  misterio de la consciencia puede constituirse en uno de los hitos científicos más importantes del siglo XXI.

Portada del libro
Portada del libro

Su fuente de inspiración es un cruce de datos y hallazgos provenientes de unas disciplinas aparentemente muy distantes: matemáticas, filosofía, psicología, biología o neurociencias. El eje vertebrador o atractor es la inteligencia (natural y artificial). Su más específico enfoque: cómo el estudio científico de los alucinógenos (muy concretamente el LSD) podría ayudarnos a entender justamente una de las principales diferencias entre los mecanismos de nuestro cerebro y los que determinan las actuaciones de los robots o sistemas artificiales inteligentes. Además, su investigación podría ayudarnos igualmente a entender mejor nuestra propia consciencia. De ahí que acabe sugiriendo que no sería una locura diseñar ordenadores a los que se les pudiera ofrecer experiencias psicodélicas, pues de esta forma tal vez se pudiera solventar el misterio de la consciencia natural y artificial (ciberconsciencia). Continuar leyendo “Más allá de ceros y unos. Robots, psicodelia y conciencia”

La muerte de la muerte

La muerte de la muerte. La posibilidad científica de la inmortalidad física y su defensa moral. Cordeiro, J. l. y Wood, D. (2018). Barcelona: Deusto.

Portada del libro la muerte de la muerte
Portada del libro

Ya el solo título está llamado a provocar una fuerte disonancia cognoscitiva: ¿cómo va a ser posible para los humanos acabar con un hecho tan manifiestamente natural como nuestra propia muerte? ¿Cabe siquiera imaginar que podríamos ser inmortales? El subtítulo nos avanza los dos hilos conductores, muy distintos pero complementarios, de esta documentada obra divulgativa: por un lado, vamos a poder contemplar unidos casi todos los datos científicos sobre los que poder cimentar la hipótesis de la inmortalidad –amortalidad- o, siendo más precisos, de la longevidad indefinida (tarea que ya de por sí es digna de todo elogio) y, por otro, la defensa moralguerra contra el envejecimiento, misión antienvejecimiento, proyecto de juventud indefinida-, terreno que da cabida a una considerable variabilidad de planteamientos, muchos de ellos claramente enfrentados, que son convenientemente expuestos en el libro para que el lector pueda reflexionar y tomar decisiones con fundamento. Continuar leyendo “La muerte de la muerte”

Yo contengo multitudes

Yo contengo multitudes. Los microbios que nos habitan y una visión más amplia de la vida. Yong, E. (2017). Barcelona: Debate.

Portada del libro "Yo tengo multitudes"
Portada del libro

En su día ya recensionamos una obra centrada en el mismo tema (Yo soy yo y mis parásitos), y también enmarcada dentro de la categoría del Periodismo de investigación. Es un asunto, pues, que se está investigando en la actualidad (sirvan a título de ejemplos ilustrativos: la creación de una biblioteca de genomas de todas las especies amazónicas –una bioteca– o el más ambicioso proyecto de biogenoma de la tierra, que pretende abarcar todas las especies del mundo) y que, sin duda, va a contribuir a una imagen más real de  cómo ha sido la evolución de la vida en nuestro universo y del porqué de buena parte de nuestros comportamientos. Continuar leyendo “Yo contengo multitudes”